Aluminio con ruptura de puente térmico 

Puerta interior de madera

La utilización de ventanas eficientes permite reducir hasta un 60% de las pérdidas de energías en los ambientes, reflejándose en los montos de la facturas de los servicios energéticos, al optimizar la utilización de los sistemas de climatización.


Su instalación permite la disminución del efecto de pared fría lo que equivale a mayor superficie de confort en la vivienda. Supone un menor recalentamiento de la ventana y una reducción de la temperatura del ambiente en verano. Para lograrlo, los materiales óptimos en la relación costo-beneficio son el PVC o el Aluminio RPT (Ruptura Puente Térmico). Por su parte, al considerarse el aluminio un puente térmico por el cual se transmite fácilmente la temperatura, surgen las líneas RPT. Estas últimas, a través de un perfil de poliamida con 25% de fibra de vidrio, separan la cara interior de la exterior, impidiendo que tengan contacto entre sí. De esta manera se evita que el frío llegue a los ambientes y condense la humedad sobre la perfilaría, eliminando las pérdidas de temperatura en un gran porcentaje.


Además de la elección de estos materiales, al buscar la mayor aislación debemos acompañarlos colocando Doble Vidriado Hermético (DVH). El mismo está compuesto por un conjunto de dos o más vidrios planos paralelos, separados entre sí por un espaciador, herméticamente sellados a lo largo de todo su perímetro, que encierra en su interior una cámara estanca de aire deshidratado o gases inertes para mejorar el comportamiento térmico y acústico.

 

Esta es la solución en vidrios que más opciones propone, ya que brinda la posibilidad de elegir el tipo y espesor de vidrio para cada cara, permitiendo una combinación muy variada que se ajusta a cada proyecto de la forma más eficiente

Add a Title

Describe your image

Add a Title

Describe your image

Add a Title

Describe your image

Add a Title

Describe your image

Add a Title

Describe your image

Add a Title

Describe your image